Fugas en tu piscina. Cómo detectarlas.

Durante el verano y mientras estamos dando uso a nuestra piscina, a veces detectamos que la misma cada vez se encuentra con menor cantidad de agua. Ésto ocurre por diversas causas.

No podemos olvidar nunca que es habitual que el volumen de agua sea menor cada día debido a la evaporación del agua que tenemos dentro de nuestra piscina. Las elevadas temperaturas (y más en Andalucía) hacen de ésta la principal causa de su vaciado.

grietas en piscinas

Pero, ¿qué ocurre cuando detectamos que la cantidad de agua que perdemos es más de lo esperado? Probablemente tengas una fuga en tu piscina, y vamos a enseñarte a detectarla.

  1. Si es obvia, si observas que en algunas de las uniones de tu piscina se escapa un hilo de agua o gotas.
  2. Amanece tu piscina siempre con una zona húmeda en un lugar concreto
  3. Se desarrolla verdina en alguna de las zonas cercanas a la piscina, tras limpiarla descubres que a los pocos días vuelve a crecer rápidamente.
  4. Para asegurarte, marca el nivel de la piscina con una cinta adhesiva o con un rotulador indeleble, tras 24 horas compruébala. La piscina no debe perder más de 1/2 cm al día, si pierde más es probable que te enfrentes a una fuga.
  5. Otra opción para detectarla es la siguiente: coloca un cubo con 3 ladrillos (o peso) en los escalones de acceso a tu piscina. Llénalo de agua, teniendo cuidado que tenga el mismo nivel que el de la piscina. De esta forma si tras 24 horas tu piscina ha bajo más de nivel que la propia agua del cubo, esto quiere decir que está perdiendo agua por otros lugares y no solo por evaporación.

Si realizando alguna de estas pruebas, detectas y compruebas que existe una fuga, podrás contactar con nosotros, que acudiremos a la mayor brevedad para localizarla y repararla.

Gracias a nuestro servicio de urgencias, nos trasladamos a toda la provincia de Cádiz en un tiempo record, para que puedas  disfrutar de tu piscina y ahorrar un poco.